STS 14/2016, de 18 de enero de 2016

/, Otros/STS 14/2016, de 18 de enero de 2016

STS 14/2016, de 18 de enero de 2016

Hoy realizaremos una breve reseña sobre la STS 14/2016, de 18 de enero de 2016, dictada por la Sala tercera del Contencioso-Administrativo.

El inicio del conflicto se sitúa en 2010, cuando la recurrente recibe dos locales comerciales y dos viviendas como herencia de sus dos tías. Hacienda practicó dos liquidaciones diferentes sobre estos bienes, que pertenecían a partes iguales a las fallecidas. La recurrente impugnó dichas declaraciones y, aunque las valoraciones periciales reflejaban un valor idéntico, el Tribunal Económico-Administrativo de Andalucía dictó sentencias contradictorias, llegando a anular una comprobación de valores sí tenida en cuenta inicialmente por Hacienda. La interesada volvió a recurrir, esta vez contra el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, pero su pretensión no dio frutos, acabando desestimada. Finalmente, la litigante presentó su último recurso, el de unificación de doctrina, ante el Tribunal Supremo, que ha acabado dictando jurisprudencia sobre la cuestión, y dándole la razón a la demandante.

Como dice la sentencia, si bien se permite que la valoración de los peritos se realice tomando como referencia los precios medios de mercado, «debe cumplir las condiciones exigidas al informe pericial. Y ello porque no se trata de la utilización del medio de comprobación referido en la letra e) del artículo 57.1 de la LGT(precios medios de mercado) para determinar el valor, sino que el medio seleccionado ha sido el dictamen de perito de la Administración, aunque la Administración Tributaria utilice una «simbiosis» o «hibridación» de medios valorativos. Estos servirán sólo para fundamentar el informe del perito, pero no cabe la sustitución del valor «real» (…) La calificación definitiva del método de comprobación de valores ha de ser el regulado en el artículo 57.1.e) de la LGT: dictamen de peritos de la Administración, no pudiéndose confundir el medio empleado con los elementos tenidos en consideración (…) Dicho valor «real», que no medio, ni por aproximación al de mercado, es el que podrá ser comprobado por la Administración (…). Así pues, la reiterada exigencia de que las valoraciones administrativas han de estar debidamente motivadas se ha traducido, en los casos en que se emplean medios combinados de comprobación (esto es, dictamen de perito, amparado en precios medios de mercado) en el ineludible cumplimiento de ciertas condiciones. Así se exige una valoración individualizada, en contraposición a la naturaleza del precio medio, de carácter objetivo y general, por lo que se exige que el perito razone la aplicación de dichos precios medios, lo que en la mayoría de las ocasiones obligará a una inspección personal del bien a comprobar» (fundamento jurídico cuarto, que refleja la aplicación jurisprudencial de la sentencia de 26 de noviembre de 2015, cas. 3369/2014).

 

2020-07-21T10:02:01+00:0002/21/2017|Novedades, Otros|

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Se ha suscrito correctamente al boletín

Se produjo un error al intentar enviar tu solicitud. Inténtalo de nuevo.

Bufetebq utilizará la información que proporcione en este formulario para ponerse en contacto con usted y proporcionarle actualizaciones.