CÓDIGO ÉTICO

Misión, Visión y Valores

/Código Ético
Código Ético2020-02-06T10:19:37+00:00

La MISIÓN de Bufete Bermudo&Quijada es trabajar y formarnos día a día para cumplir nuestra función cada vez mejor, con la convicción de estar prestando un importante servicio al cliente y a la sociedad.

La VISIÓN de Bufete Bermudo&Quijada es colaborar al progreso económico y social, esto último mediante la participación de sus miembros en diversas fundaciones, proporcionar a los clientes un servicio excelente y adecuado a sus necesidades, ser sinceros con ellos, y nunca venderles lo que no necesitan, así como procurar la conciliación de la vida personal y profesional de sus miembros.

Pretendemos ser un referente en el ámbito de la prestación de los servicios profesionales, legales, fiscales, económicos, etc. colaborando a su uso responsable, y cooperando a la tranquilidad y seguridad de los clientes mediante una cercanía a los mismos que conlleve una relación de confianza y la solución de sus problemas pero, básicamente, nos sentimos más satisfechos mediante un asesoramiento adecuado que prevenga la existencia de los mismos  Además, aspiramos a que nuestros empleados y profesionales se sientan orgullosos de formar parte del Bufete conscientes de su relevancia social y de la importancia de su trabajo.

Somos un Bufete de Abogados y Economistas íntegro, responsable, cercano y eficiente, cuya cultura se basa en atributos como la seguridad, el compromiso y la capacidad de generar confianza entre sus grupos de interés. Nuestros valores y principios éticos, son:

  • Eficiencia.
  • Compromiso.
  • Responsabilidad.
  • Excelencia.
  • Integridad.
  • Confianza.
  • Cercanía.
  • Secreto Profesional.
  • Independencia.
  • Dignidad y Respeto.
  • No discriminación. Igualdad de oportunidades.
  • Lealtad.

Por todo ello, eso tratamos de superar las expectativas de quienes depositan su confianza en nosotros y de quienes nos rodean.

Cumplimos con nuestros compromisos y nos esforzamos para atender adecuadamente las necesidades de nuestros clientes, para responder a la confianza depositada en nuestro Bufete, y para ser cada día más útiles a la sociedad.

El cumplimiento de nuestra misión constituye nuestra mayor contribución a la sociedad. Llevarla a cabo con la mayor eficiencia contribuye a mejorar la calidad de vida de quienes nos rodean.

Por ello, ponemos especial empeño en lograr nuestros objetivos de una manera rápida y eficaz.

Todas las personas que formamos parte del Bufete tenemos la responsabilidad de colaboraren el desarrollo de la Misión y la Visión del Bufete, de acuerdo con los valores del mismo, y el modelo de comportamiento que consiste en que:

  • Nos esforzaremos por mejorar continuamente los resultados de nuestro trabajo, realizándolo cada vez con mayor eficacia y aportando ideas y sugerencias.
  • Tratamos de generar un ambiente de trabajo gratificante, atractivo y estimulante.
  • Fomentamos la colaboración y el trabajo en equipo, contribuyendo cada día con nuestro esfuerzo para lograr los objetivos del Bufete y las necesidades de nuestros clientes.
  • Como parte de nuestro compromiso de excelencia, trabajaremos para mejorar continuamente la calidad de nuestros servicios.
  • Escuchamos con atención a nuestros clientes para poder conocer y anticiparnos a sus necesidades.
  • Construimos relaciones estables basadas en la confianza y el espíritu de colaboración para crecer juntos.
  • Con la sociedad. Asumimos el compromiso de realizar todas nuestras actividades de colaboración con la sociedad, y apoyamos proyectos y fundaciones en las que participamos activamente.

Construimos relaciones basadas en la colaboración, el respeto mutuo con el cliente y con los compañeros y la transparencia, así como en la garantía de cumplimiento de la legalidad, y de ayudar y apoyar a nuestros clientes a cumplir con la misma.Evitamos, siempre y en cualquier caso, difundir información falsa o tergiversada que pueda afectar al prestigio y buen nombre de nuestros clientes, compañeros y personas con las que interactuamos.

Sabemos asumir la responsabilidad de nuestras acciones en relación con todos nuestros clientes y personas con las que interactuamos. Somos críticos con nosotros mismos, aprendemos de nuestros errores y entendemos que el mérito da la medida de las personas en la organización y a esta se atribuyen sus éxitos y fracasos. Actuamos con criterios de responsabilidad corporativa, coherentemente con nuestro objetivo de crecimiento sostenible.

Buscamos constantemente la mejora. Por ello incentivamos la creatividad y la generación de nuevas ideas que ayuden al Bufete a crecer y a la formación.Aplicamos la mejor tecnología disponible en cada momento e innovamos en el desarrollo de nuestros procesos, con el objeto de anticiparnos a las necesidades de nuestros clientes y a las nuevas demandas de la sociedad.

En todas nuestras acciones mostramos un comportamiento intachable, basado en la honestidad y la rectitud. En particular, propiciamos un entorno de trabajo y colaboración respetuoso con los derechos y la dignidad de las personas. Cumplimos con la deontología y con los Códigos Deontológicos aplicables a las profesiones que desarrollamos, por los que nos sentimos vinculados. Como resultado, somos unBufete en el que se puede desarrollar una carrera profesional prolongada, atractiva y gratificante y proporcionar un servicio adecuado y eficaz a los clientes.

Somos una organización sensible a las tendencias y percepciones sociales de cada momento.

Entendemos que, en el largo plazo, nuestra capacidad de prosperar discurre en paralelo a lade generar confianza, respeto y admiración entre nuestros clientes, con los que construimos una relación basada en la misma y con aquellos con los que interactuamos.

Base y objetivo principal de nuestro trabajo, es la cercanía a nuestros clientes, intentando superar con creces la confianza depositada en nosotros y haciendo nuestros sus problemas, de forma que ponemos el máximo esfuerzo y empeño en buscar soluciones a sus necesidades, ser honestos y sinceros y decir siempre la verdad, aunque no guste, y no vender servicios que, el cliente a veces demanda, pero que a nuestro juicio profesional no necesita.

El secreto y la confidencialidad son, al tiempo que derechos, deberes inalienables de los profesionales del Bufete, y alcanzan a todos los hechos o noticias que conozcan por razón de cualquiera de las modalidades de su actuación profesional. Este deber comprende tanto a los asuntos en que intervenga cada profesional como a los del resto de los profesionales del Bufete, quienes deberán hacer respetar este principio deontológico a todo el personal del mismo que colabore en la actividad profesional.

La independencia constituye el principio básico del efectivo derecho de defensa del cliente y de la calidad del asesoramiento profesional, a la par que una exigencia deontológica de carácter esencial. Sólo en situación de total independencia de juicio y acción se está en disposición de orientar plenamente, en beneficio del cliente, la capacidad profesional (sin elementos que la limiten, modifiquen o mediaticen), todo ello sin perjuicio de la necesaria coordinación de una opinión legal del Bufete en temas jurídicos complejos y al objeto de evitar discrepancias que puedan confundir al cliente. En congruencia con lo expuesto, todos los profesionales del Bufete se abstendrán de participar en asuntos en los que, de forma directa o indirecta, puedan verse afectados sus intereses personales, familiares o los de personas pertenecientes a su círculo de amistades íntimas. Asimismo, y en el ámbito institucional, el Bufete excusará su participación en cualquier asunto que conlleve un conflicto o colisión de intereses con otro ya aceptado.

Los profesionales del Bufete aplicarán y seguirán, sin excepción, los procedimientos establecidos por el Despacho que permitan analizar la situación de independencia antes de proceder a la aceptación de un nuevo encargo o asunto profesional.

El comportamiento de los profesionales del Bufete con los clientes, personal, profesionales que trabajan en el mismo, contrarios, Tribunales, Administración y terceros, en general, deberá estar presidido por la honradez, la rectitud, la lealtad y la diligencia, haciendo así honor al nombre del Bufetey a su imagen pública como institución de ya larga trayectoria. Del mismo modo, el comportamiento con los compañeros de profesión, ya lo sean de dentro o de fuera del Despacho, deberá estar siempre guiado por el compañerismo y el respeto, evitando conflictos innecesarios en el legítimo derecho de defensa del cliente y propiciando la armonía y la cordialidad con los compañeros de otros despachos competidores.

En el Bufete no cabe discriminación alguna en el ámbito laboral, profesional y personal, por motivos de raza, edad, orientación sexual, nacionalidad, género, opinión política, origen social o discapacidad.

Promovemos de manera activa una cultura corporativa basada en el mérito y la integridad personal y profesional de las personas.

En tanto que miembros del Bufete, todos sus profesionales se vinculan al mismo y entre sí a través del ejercicio compartido de la profesión. El principio de lealtad preside el conjunto de relaciones, derechos y obligaciones recíprocos sobre el que construimos nuestra identidad como Firma. Hacia el exterior, la principal expresión de este principio lo constituye la preeminencia de los legítimos intereses del cliente sobre cualquier otro objetivo. Desde la perspectiva interna, la franqueza, la solidaridad, el compañerismo y el respeto mutuo son los pilares básicos sobre los que se basan las relaciones entre los profesionales del Bufete.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies